Posted on Leave a comment

Beneficios de tener un perro para los niños

beneficios de tener un perro

Esta semana se celebra el Día Mundial del Niño y por ello hemos querido analizar los beneficios de tener un perro para los más pequeños de la casa. Además de ayudarles en su desarrollo tanto físico como emocional, contribuirá a fomentar su responsabilidad y a llevar un estilo de vida más activo y saludable para toda la familia.

Criarse con un perro tiene muchas ventajas para los/as niños/as. La relación con su mascota representa un gran apoyo emocional para los niños. Les ayuda a superar el miedo, la tristeza y la ansiedad, fomentando al mismo tiempo su sentido de la responsabilidad al contribuir en las obligaciones que conlleva tener un perro en casa.

Hay que adaptar las responsabilidades del cuidado de la mascota a la edad del niño. Los niños más pequeños pueden asumir pequeñas tareas en casa, como cambiar el agua del bebedero, ponerle la comida o cepillarle, mientras que los más mayores pueden sacarle a la calle.

Beneficios de tener un perro para la salud

Se ha comprobado la relación directa que existe entre tener un perro y la mejora de la salud de los niños. Entre los estudios realizados figura el de un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá), que puso de manifiesto que los niños de familias con mascotas presentan niveles más altos de dos tipos de microbios asociados con una menor posibilidad de desarrollar alergias y obesidad.

Lo que parece claro es que el hecho de contar con una mascota en casa, refuerza el sistema inmunitario de los niños y reduce el riesgo de infecciones respiratorias y de oído.

Además, hará que el estilo de vida de la familia sea menos sedentario, con las salidas a la naturaleza en compañía de nuestra mascota.

Beneficios a nivel emocional

Contar con una mascota en casa, ayuda a los niños a tener más empatía y a socializar mejor con otros niños, así como a reforzar y mejorar su autoestima.

Muchos se atreven incluso a afirmar que los/as niños/as que tienen una mascota en casa son más felices. Lo que sí que parece demostrado es que la interacción con una mascota eleva los niveles de serotonina y dopamina, relacionadas a nivel químico con los sentimientos positivos.

El hecho de tener un perro ayuda a los niños a satisfacer sus necesidades de apego, dándoles seguridad.

También se ha comprobado que tener un perro estimula la adquisición del lenguaje y mejora las habilidades comunicativas de los niños.

Entre las razas que mejor congenian por los pequeños figuran los perros Labrador, Golden Retriever, Yorkshire terrier, Bulldog francés, Beagle y Cocker, entre otros. Cualquier perro, no obstante, puede ser la mejor compañía para un niño.

En este sentido, es importante reflexionar también sobre las responsabilidades que con lleva tener una mascota en casa. Y también desde Disane os invitamos a que si queréis ampliar la familia con una mascota os planteéis la adopción como alternativa.

Podéis ampliar la información sobre los pasos a dar en este artículo de nuestro blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *