Posted on Leave a comment

Consejos para bañar a tu perro

bañar al perro

La higiene es uno de los pilares de la salud de nuestra mascota. Te damos algunos consejos sobre la frecuencia, la temperatura del agua y el tipo de champú más adecuado para bañar a tu perro.

Si acabas de ampliar la familia con la llegada de una mascota, seguro que tienes muchas preguntas sobre cómo, cuándo y dónde tienes que bañar a tu perro.

En primer lugar, ten presente que si tu perro es un cachorro no deberías bañarle hasta que cumpla los tres meses, una vez que se inicie con las vacunas y empiece a desarrollar sus defensas. Se trata de prevenir resfriados, pero hasta entonces puedes asearle con una esponja húmeda bien escurrida y procurar secarle bien después.

Champús específicos para perros

En cuanto al producto, ten en cuenta que tienes que usar un champú específico para perros. El pH de la piel de los perros es más alto que el de los humanos, por lo que no se debemos usar nuestro gel o champú para nuestra mascota.

En Disane te ofrecemos varios champús específicos para perros que, además, puede ser utilizados en cachorros porque están formulados con ingredientes naturales.

  • El Champú natural con aloe vera, adecuado para cachorros, para todas las razas e incluso para uso frecuente. Tiene propiedades cicatrizantes y antisépticas y está recomendado para perros con pieles sensibles, dermatitis o lesiones en la piel por heridas y/o picaduras.
  • Champú con extracto de ginseng para perros de pelo largo. Nutre en profundidad y facilita el cepillado evitando los nudos y enredones. Aconsejado para perros de raza spitz (husky siberiano, samoyedo, pomerania, chow chow…) y razas de pelo largo, como golden retriever, border collie, yorkshire terrier, pastor alemán, bobtail, etc.
  • Champú acondicionador para perros de pelo rizado. Contiene aceite de aguacate que ayuda a definir los rizos, nutriendo y reparando el pelo en profundidad evitando el encrespamiento. Recomendado para razas como caniche o poodle, perro de aguas, bichón frisé y fox terrier, entre otras.

Frecuencia y tips para bañar a tu perro

A la hora del baño tendrás que tener en cuenta diferentes factores, como el tamaño de tu mascota, su carácter y el espacio de que dispongas en casa.

En cuanto a la frecuencia con la que has de bañar a tu perro, ten presente que no hay que pecar por exceso. En la mayoría de los casos basta con un máximo de un baño al mes. Ten en cuenta que los perros tienen una capa de grasa que les protege de las agresiones externas y que puede verse dañada por un exceso de higiene.

Trata de que la experiencia sea lo más placentera posible para tu mascota. Es aconsejable que tengas todo preparado y al alcance antes de empezar. Champú, toallas, secador y, como no, algún premio con el que recompenses su buen comportamiento durante el baño.

Es muy importante la temperatura del agua. Procura que esté templada, entre 38 y 39 grados. Empieza por las extremidades y luego la zona lumbar, para terminar por la cabeza. Asegúrate de que está todo bien mojado antes de aplicar el champú. Distribúyelo por el pelaje y masajea y frota suavemente todo el cuerpo de tu mascota.

Procura que no entre champú en los ojos de tu perro y ten mucho cuidado con los oídos (si les entra agua podría derivar en una otitis, en algunos casos es recomendable utilizar tapones).

Aclara bien y asegúrate que no queda ningún resto de champú. Seca primero a tu perro con una toalla y a continuación cepilla bien el pelo de tu perro. Para terminar, usa un secador de pelo con aire templado.

Asegúrate de que tu perro está totalmente seco y revisa los pliegues, sobre todo en razas como shar pei, buldog inglés, mastín napolitano, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *