Posted on Leave a comment

Diarrea en perros, cuáles son sus causas y cómo tratarla

diarrea en perros

La diarrea en perros es uno de los problemas más frecuentes y representa alrededor del 30% de las consultas al veterinario. Puede ser aguda o crónica y estar producida por diferentes causas: desde cambios en la dieta, la ingesta de un alimento en mal estado a intolerancias alimentarias, parásitos intestinales, virus, etc.

La diarrea en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma. Puede ser aguda o crónica. La primera dura menos de tres semanas y la crónica se prolonga durante más tiempo.

Las diarreas agudas suelen ser leves en la mayoría de los casos y desaparecen al cabo de unos días. En algunos casos revierten más gravedad, por lo que deberemos estar atentos si:

  • la diarrea no se frena tras 24/48 horas
  • aparece sangre en las heces
  • se va agravando y está acompañada de vómitos
  • la diarrea va acompañada de fiebre
  • el perro se muestra deprimido y apático

En el caso de la diarrea crónica es importante que sea el veterinario quien realice las pruebas pertinentes para determinar su origen. Habitualmente se realiza una prueba de heces, análisis de sangre y ecografías/radiografías para detectar o descartar alteraciones en los órganos digestivos o el propio intestino.

perros diarrea

Causas de la diarrea en perros

Entre las causas más frecuentes de la diarrea en perros figuran:

  • La ingesta de algún cuerpo extraño, de comida en mal estado o de restos de la basura doméstica. Los perros son unos glotones… ¡hay que vigilar bien todo lo que comen!
  • Intolerancias alimentarias. Ciertos alimentos pueden producir intolerancias, especialmente los lácteos ya que los perros no poseen las enzimas necesarias para digerir los azúcares presentes naturalmente en este tipo de productos (los perros son intolerantes a la lactosa). Si descubrimos que nuestro perro es intolerante a algún alimento, debemos dejar de incluirlo en su dieta de inmediato.

Las alergias alimentarias por otro lado no suelen provocar diarreas si no reacciones en la piel del perro (dermatitis). Como en el caso anterior, si nuestro perro es alérgico a algún alimento debemos evitar que lo consuma. También deberemos usar productos específicos en su piel para aliviar el picor y evitar que se rasque y se haga heridas.

  • Presencia de parásitos intestinales (lombrices, tenias…). En este caso será necesario desparasitar internamente al perro con la medicación adecuada recomendada por nuestro veterinario.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos, como los antibióticos.
  • Infecciones víricas o bacterianas. Esta diarrea puede ser muy intensa y afecta al estado general del perro de forma más grave, asociada a otros síntomas como fiebre y deshidratación. Como ejemplo, la producida por el moquillo o el parvovirus.
  • Enfermedades renales y hepáticas. Nuestro veterinario será quien diagnostique y recomiende las pautas a seguir en función de cada caso.
  • Cambios en la alimentación. En algunos casos, detrás de una diarrea está simplemente el cambio en el pienso que le damos a nuestra mascota.

Recomendaciones para tratar la diarrea

El primer tratamiento sintomático pasará por el ayuno:

  • 24 horas en el caso de los perros de más edad
  • 12 horas en los cachorros.

De esta forma, damos descanso al intestino, dándole tiempo a que repare las lesiones que se hayan podido producir y reduciendo la inflamación y los gases.

Recuerda dar agua a tu mascota en tomas pequeñas y frecuentes para prevenir la deshidratación. Debes prestar especial atención en caso de los cachorros y los perros mayores, dado que se deshidratan con mayor facilidad.

Puedes darle agua de arroz. Para prepararla, cubre una taza de arroz con agua fría durante la noche, “retirar el arroz por la mañana y darle al perro esa mezcla.

Si observas que a pesar del ayuno tu perro no mejora pasadas 24h, presenta vómitos, fiebre o sangre en heces, acude a tu veterinario.

Tras el ayuno se recomienda administrar una dieta blanda y baja en grasa a nuestra mascota. Elegiremos alimentos fáciles de digerir como pollo hervido, arroz cocido, patata o pavo. Los repartiremos en cuatro tomas a lo largo del día. Mantén esta dieta al menos durante 4-5 días para luego volver al pienso habitual de forma progresiva. Puedes empezar mezclando el arroz hervido con el pienso habitual.

Y recuerda que tu perro no puede controlar sus deposiciones durante los episodios de diarrea, así que no te enfades con él si ves que hace más que de costumbre e incluso en lugares donde no acostumbra. ¡Paciencia y ánimo!

 

DIARREA EN PERROS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *