Posted on Leave a comment

Gato siamés, curiosidades y cuidados

gato siames

El gato siamés es una de las razas de gatos más populares. Debe su nombre a su origen en el reino de Siam (actualmente Tailandia) y se caracteriza por su carácter dócil, su inteligencia y por ser cariñosos (de hecho se les conoce coloquialmente como “los perros entre los gatos”).

El gato siamés está considerado como una mascota ideal por su carácter sociable y afectivo, su inteligencia y, sobre todo, porque les encanta la compañía de sus dueños.

Son gatos de tamaño mediano (los machos pesan entre 4 y 5 kilos y las hembras entre 3 y 4) que pueden vivir hasta 14 años.

Uno de sus rasgos más específicos son sus ojos de color azul intenso y el distintivo color de su pelaje: todo su cuerpo es de color claro a excepción de la cara, orejas, patas y cola que son de color negro.

Una curiosidad sobre el gato siamés es que las zonas oscuras de su cuerpo tienen una temperatura más baja que las claras. Esto sucede por un gen térmico que provoca que los pigmentos que dan color se fijen en las zonas más frías de su cuerpo. De hecho, al nacer el gato siamés es totalmente blanco. No tiene todavía el color en las zonas oscuras (cara, orejas, patas y cola) debido al calor constante del interior del cuerpo de la madre.

Los gatos siameses son de pelo corto y apenas poseen manto inferior lo que hace que estén más recomendados en climas que no sean muy fríos. El gato siamés busca siempre los lugares más cálidos de la casa porque les encanta el calor.

gato siames

Cuidados del gato siamés

La falta de manto interior y su corto pelaje hacen que los cuidados del gato siamés no sean muy exigentes en lo que respecta al cepillado. Aun así, como a todos los gatos, es recomendable pasarles el cepillo por lo menos una vez a la semana.

Si tu gato siamés no es amigo del cepillado, puedes darle malta 1 o 2 veces a la semana para que arrastre los pelos que ingiere al lamerse y los expulse de manera natural. Así evitarás la formación de bolas de pelo y los problemas intestinales que a veces requieren cirugía como solución.

También es conveniente mantener la higiene de su pelaje, ya que al ser un gato de color claro se ensucia fácilmente. Como a la mayoría de los gatos no les gusta el agua, lo más recomendable es utilizar un champú en seco específico para gatos.

Es importante que les dediques un tiempo cada día para darles mimos y jugar con ellos, porque son gatos muy sociables y activos. ¡Un gato aburrido y poco estimulado es un peligro para el mobiliario de la casa!

gato siames bostezando

Entre las enfermedades más comunes del gato siamés figuran la atrofia de la retina, que en los casos más graves puede llegar a producir ceguera, y estrabismo convergente. Aunque originalmente estos gatos solían padecer estrabismo, con los cruces posteriores se ha ido corrigiendo este defecto y ya no es un problema tan común en esta raza de gatos.

Otras de las peculiaridades de esta raza es que su alta actividad sexual. Alcanzan la madurez muy pronto y suelen tener camadas muy numerosas. Su celo es muy intenso, reconocible sobre todo por sus escandalosos maullidos. Es recomendable esterilizarlos para evitar camadas no deseadas y los sofocos y llamadas típicos del celo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *