Posted on Leave a comment

Perro de agua, características y cuidados

Perro de agua

El perro de agua es una raza de perros originaria de España, concretamente de Andalucía. Ha sido usado tradicionalmente para pastorear, cazar y como ayudante de los pescadores para recuperar objetos que caían al mar.

Características

El perro de agua se caracteriza por su lealtad. Son perros obedientes, inteligentes, alegres y de buen carácter, con predisposición a la protección. Es por ello que además de para todas las tareas anteriormente expuestas participen en labores de rescate o en equipos especiales de búsqueda de drogas y/o explosivos.

Se trata de una raza de tamaño mediano pero fuerte y robusta. Los machos suelen medir entre 44 y 50 centímetros y pesan entre 19 y 22 kilos de media. Por su parte, la altura de las hembras oscila entre los 40 y los 46 centímetros y el peso entre los 14 y los 19 kilos. Esta raza de perros tiene una esperanza de vida de 12-14 años.

El perro de agua español fue reconocido como raza en 1985 por la Real Sociedad Canina de España. A pesar de eso, se cree que llegó a la península hace siglos, con la invasión musulmana en el año 711.

Su relativamente reciente reconocimiento como raza ha hecho que sea conocido por diferentes nombres: perro turco andaluz, ovejero, perro de lana, PDAE

Una de sus características más diferenciadoras del perro de agua es su pelaje rizado y lanudo. Cuando crece en exceso hace que se enrede, por lo que tradicionalmente los granjeros esquilaban a los perros de agua al mismo tiempo que lo hacían a sus ovejas.

El pelaje puede ser de varios colores, del blanco al negro, pasando por el marrón (claro y oscuro). El color suele variar desde el nacimiento, cambiando según va creciendo el perro. Además, un dato curioso de esta raza de perros es que el pelaje del perro de agua no suele caerse a diferencia de lo que ocurre con otros perros de pelo largo. Esto hace que muchas personas con problemas de alergias elijan esta raza ya que no produce casi síntomas.

 

perros de aguas

Cuidados del perro de agua

Es importante que el perro de agua socialice desde cachorro con humanos y con otros perros. De no ser así, de adulto se puede convertir en un perro muy territorial y desconfiado con los extraños. También es importante supervisar la interacción de esta raza de perros con niños, ya que al ser perros muy activos, se pueden poner nerviosos. No conviene dejar al perro solo con un niño sin la vigilancia de un adulto.

Los perros de agua son muy activos e inteligentes y necesitan mucha actividad física. Por ello hay que sacarlos a pasear al menos tres veces al día y estimular su inteligencia con juegos y actividad regular (incluida la adquisición de habilidades caninas). Son el compañero perfecto si te gusta el deporte en exterior, pasar tiempo en la naturaleza…etc.

En lo que respecta a sus cuidados específicos es importante cuidar su pelo, largo, rizado y lanoso, que tiende a enredarse. Para prevenir los nudos, es importante desenredar su pelaje usando las manos o un peine específico para pelo rizado (carda), nunca usar un cepillo normal. Y usar champús nutritivos y acondicionadores para evitar enredones. Puedes usar el champú natural con aloe vera que es especifico para pelajes delicados o dañados , hidrata en profundidad, repara y no contiene químicos, parabenos o alcohol por lo que es respetuoso con la piel del perro.

 

cepillos y peines perro de aguas

 

Se desaconseja afeitar a los perros de agua, pero sí recortarles el pelo, sobre todo en verano. Conviene dejar el pelo lo suficientemente largo, unos 2 cm por lo menos, para que proteja su piel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *