Posted on Leave a comment

Perros husky, características y cuidados

husky

La raza de perros husky siberiano se caracteriza por su fuerza y resistencia físicas. Su aspecto es similar al de los lobos y como ellos son animales que adoran la vida en la naturaleza y en manada.

El husky siberiano debe su nombre a sus orígenes. Concretamente, en una tribu nómada que los utilizaba para el transporte, los “Chukchi”, de Chukotka, Rusia . Allí eran usados como perros de trineo y después, mantenían calientes a los niños de la tribu, con quienes dormían en las frías noches de invierno.

Los perros husky pueden ser de diferentes colores, siendo los más comunes gris, negro o marrón combinado con blanco en la cara y las patas. También podemos encontrar husky blancos, rojizos o rubios combinados con blanco.

En lo que respecta a los ojos, es habitual encontrar perros husky con ojos azules, multicolor y también con un ojo de cada color (frecentemente uno azul y uno marrón).

De tamaño mediano, los machos husky suelen pesar entre 20 y 28 kilos mientras que las hembras pesan de 15 a 23 kilos de media.

Los husky son perros inteligentes, cariñosos, sensibles, muy activos y atléticos. Resultan ideales para convivir con familias con niños porque además son juguetones y tienen mucha paciencia con los peques de la casa.

Necesitan realizar ejercicio físico a diario, dando largos paseos y corriendo con regularidad. Al menos 45 minutos cada día. También es importante que no pasen mucho tiempo solos. Si lo hacen pueden llegar a deprimirse y pueden reaccionar mordiendo objetos e incluso escapándose.

Esta raza no soporta muy bien las altas temperaturas, por lo que no se recomiendan en regiones de clima cálido.

Son perros de manada que disfrutan estando en familia y con otras mascotas. Tienen gran instinto de caza por lo que pueden perseguir a gatos y ganado. No suelen ladrar a menudo aunque puede llegar a aullar.

En lo que respecta a su adiestramiento, son perros que socializan muy bien con la adecuada educación. Eso sí, son algo tozudos por lo que su adiestramiento es fundamental y no se recomiendan para “primerizos”.

Generalmente son una raza de perros sanos y con pocos achaques. Entre las enfermedades hereditarias más frecuentes entre los huskys figuran las cataratas, la displasia de cadera y el hipotiroidismo.

Cuidados del husky siberiano

Los huskys tienen un pelo denso, con doble capa. Una exterior, de longitud media y que les protege del agua, y otra interna más corta y que se asemeja a la lana, que les sirve para mantener el calor.

Sueltan mucho pelo, sobre todo en otoño y en primavera, por lo que no se recomiendan en caso de alergias. Es importante intensificar el cepillado en estos periodos. El resto del año es importante cepillarlos con regularidad (al menos dos veces por semana).

En lo que respecta al baño, se recomienda no bañarlos demasiado ya que su pelaje se mantiene limpio de forma natural . Basta con hacerlo cada 6-8 semanas.

Puedes utilizar el Champú revitalizante para perros de pelo largo de Disane. Contiene extracto de ginseng, que ayuda a nutrir el pelaje en profundidad y facilita el cepillado, evitando la formación de nudos.

A la hora del baño, se recomienda humedecer el pelo, aplicar el champú y masajear en la dirección del pelo. A continuación, déjalo actuar unos instantes para aclarar finalmente.

Tras el baño puedes completar los cuidados de tu husky con los antiparasitarios naturales de Disane. Te ayudarán a prevenir las infestaciones de insectos y parásitos (garrapatas, pulgas, etc.). Algo a tener muy en cuenta en las salidas al campo con tu mascota.

Puedes combinar el uso de un collar antiparasitario con las pipetas y el spray repelente para reforzar los resultados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *