Publicado el Deja un comentario

Perros en adopción… ¿Razas grandes o pequeñas?

perros en adopción

Adoptar a una mascota requiere de una reflexión previa. ¿Dispongo de los recursos y el tiempo para su atención? ¿Seré capaz de mantener el compromiso en el tiempo? En el caso de los perros en adopción hay que valorar, entre otras cuestiones, sus características. Si son más o menos activos, si sueltan mucho pelo y, claro está, su tamaño.

Parece claro que adoptar a un perro no es un acto que haya que tomarse a la ligera. Incorporar a un nuevo miembro a la familia conlleva una gran responsabilidad y un compromiso a largo plazo. En lo que respecta a los perros en adopción la elección de una y otra raza puede ser determinante.

Si vivo en un pequeño apartamento en el centro de la ciudad parece obvio que adoptar un perro grande y muy activo no es la mejor opción. En estos casos las razas pequeñas y más tranquilas son las más recomendadas.

Se consideran perros de razas pequeñas aquellos que pesan entre 5 y 10 kilos. También hay razas denominadas mini o toy (entre 2 y 5 kilos). Los perros de razas pequeñas suelen vivir más años que los de razas grandes.

Entre los perros de razas pequeñas figuran los caniches, los bichón (maltés y boloñés) y el buldog francés, entre otros. Los más frecuentes en las protectoras son los mestizos, fruto de la mezcla de varias razas. Sus características y comportamiento dependerá de la mezcla de razas.

Razas grandes

La mayoría de los perros de razas grandes son tranquilos y se relacionan bien. Eso sí, al tener más fuerza es muy importante que estén bien adiestrados y que se inicie pronto su socialización.

Los perros grandes suelen pesar entre 25 y 50 kilos. Entre las razas más conocidas figuran el labrador retriever, pastor alemán, dogo argentino, los mastines, dogos, galgos, etc. En las protectoras, al igual que sucede con los perros pequeños, lo habitual es encontrar a perros mestizos, fruto de la mezcla de diferentes razas.

Entre las cualidades diferenciales de las razas grandes a tener en cuenta como ventaja, su carácter protector y habitualmente sociable y tranquilo.

Pasos a dar para adoptar

Las protectoras recomiendan visitar antes sus instalaciones para escoger a la mascota personalmente. No obstante, existen unos cuestionarios pre-adopción que pueden solicitarse antes de concertar la visita.

Estos son los pasos que habitualmente hay que dar para los perros en adopción:

  • Rellenar un cuestionario pre-adopción. Sirve como primera toma de contacto para recabar una información básica y valorar las aptitudes del candidato a adoptar y la compatibilidad dueño-perro. También se recoge información sobre las características de la casa, posible convivencia con otras mascotas, las horas en las que va a estar sólo, si existen miembros de la familia con alergias etc.
  • Entrevista personal para informar al candidato/a a la adopción sobre el proceso y para terminar de recoger sus datos.
  • Pre-adopción. Periodo de adaptación en el que los profesionales de la protectora o la asociación que gestiona la adopción proporcionan unas pautas sobre la incorporación del perro al hogar y sobre educación canina básica. Se firma el contrato de Pre-adopción y se abona la tasa de adopción. Con esta tasa se cubren parcialmente los gastos veterinarios previos (desparasitación, revisión, vacunas, etc.).
  • Contrato de adopción. La adopción se hace firme con la firma de un contrato privado. Mediante el mismo se constata el cambio de titularidad y se entrega la cartilla y toda la documentación del perro.

Los perros en adopción se entregan con su chip identificativo y todos los controles de salud al día. Entre estos, las desparasitaciones, vacunas y test de enfermedades endémicas (leishmania, filaria, anaplasma y erliquia) y analítica de sangre completa si existe la sospecha de alguna enfermedad. Si el perro es adulto también se entrega esterilizado. No sucede lo mismo con los cachorros, en cuyo caso es el/la nuevo/a propietario/a quien se hará cargo de los gastos.

Parte de estos gastos se cubren con la tasa de adopción que aplican las protectoras. Con ella sólo se cubren sólo una parte de los gastos veterinarios y de manutención de los animales. La tasa permite que las protectoras puedan dar continuidad a su trabajo. Puedes ampliar la información en este artículo.

Disane, comprometidos con los perros en adopción

En Disane destinamos parte de los beneficios de la venta de nuestros productos al apadrinamiento de perros y gatos mediante acuerdos de colaboración con varias protectoras de animales de España.

Podéis ampliar esta información en nuestra web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *