Posted on Leave a comment

¿Existe una vacuna contra la leishmania?

vacuna contra la leishmania

La vacuna contra la leishmania está indicada para la inmunización de perros de  más de seis meses de edad. Es una de las formas de controlar la enfermedad, aunque la más eficaz es la prevención de la picadura del flebotomo, detonante de la infección.

La vacuna contra la leishmania no evita la infección pero sí controla su propagación y los daños que provoca en el perro. Se basa en la inoculación de porteínas de la leishmania que producen una estimulación del sistema inmunitario de nuestra mascota. Estas defensas que genera la vacuna no son permanentes, por lo que es necesario repetir las dosis.

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria grave de tipo infeccioso, que se transmite por la picadura de un insecto, el flebótomo.

La prevención de la enfermedad se centra en evitar la picadura del flebotomo, habitualmente a través de antiparasitarios que actúan como repelentes. Si esto no es posible, las opciones de tratamiento de la leishmaniosis pasan por hacer frente a los síntomas de la infección.

Antiparasitarios naturales para prevenir la leishmania

La prevención de la picadura del flebotomo es la principal herramienta frente a la leishmania.

Para ello, existe una amplia gama de soluciones antiparasitarias dirigidas a prevenir las infestaciones de todo tipo de insectos, entre los que se encuentra el flebotomo.

En el caso de los antiparasitarios de Disane, el hecho de que estén formulados con ingredientes naturales hace que puedan ser utilizados tanto en hembras gestantes como en cachorros. Están formulados con extracto de Neem (margosa), un potente antiparasitario natural y no contiene ningún ingrediente tóxico, lo que garantiza además la salud de la familia.

Entre las diferentes opciones para proteger a tu mascota frente a la leishmania, los collares antiparasitarios y las pipetas antiparasitarias. La combinación de ambos te asegurará una mayor protección, sobre todo si vives en un entorno rural y en zonas cálidas.

Puedes complementar la protección con el spray repelente antes de las salidas al exterior y con los polvos antiparasitarios. Estos últimos te servirán para proteger las zonas de descanso de tu mascota (caseta, manta, etc.)

En este vídeo tienes toda la información sobre nuestra gama de antiparasitarios naturales y cómo usarlos.

Inconvenientes de la vacuna contra la leishmania

Fue a finales de la década de los 90 cuando se empezó a investigar en el desarrollo de una vacuna para la leishmania. Tras años de investigación y ensayos clínicos la primera vacuna, CaniLeish, se comercializó en 2011. Años después, en 2016, se lanzó Letifend.

Entre los inconvenientes de la vacuna contra la leishmania figuran:

  • Para lograr la inmunidad son necesarias bastantes dosis.
  • Las vacunas disponibles en la actualidad no tienen una eficacia del 100% al tratarse de vacunas parasitarias.
  • El uso de adyuvantes, sustancias que se añaden a la vacuna para potenciar su acción, pueden producir efectos secundarios (picor, inflamación, apatía, problemas digestivos…). Es por esto que no se recomienda vacunar a perros de menos de seis meses. Por contra, los antiparasitarios naturales de Disane pueden ser utilizados en cachorros y en hembras gestantes, ya que no contienen químicos y son inocuos para la salud de nuestra mascota.
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *