Publicado el Deja un comentario

Parvovirus, una de las infecciones víricas más comunes en los perros

Parvovirus perros

La parvovirosis canina o parvovirus es una de las infecciones víricas más comunes en los perros. Afecta sobre todo a cachorros de más de 6 semanas, una vez perdida la inmunidad lograda mediante la leche materna. También a perros jóvenes y es menos común en adultos gracias al seguimiento del calendario de vacunación.

El parvovirus afecta sobre todo al sistema digestivo del perro, especialmente al tracto gastrointestinal. Concretamente, a las células intestinales, provocando una destrucción masiva de las microvellosidades del intestino delgado.

Se transmite por vía oral y su periodo de incubación está alrededor de los cinco días.

Síntomas del parvovirus

Estos son algunos de los síntomas de la parvovirosis canina:

  • Vómitos, inicialmente de espuma o bilis y después de color rojizo e incluso con presencia de sangre.
  • Depresión.
  • Pérdida de apetito.
  • Diarrea hemorrágica.
  • Deshidratación severa.
  • Fiebre, sobre todo en el inicio del proceso.
  • En los casos más graves puede producirse un shock llegando a la muerte, sobre todo en cachorros muy débiles.

Cómo tratarlo

Dado que se trata de un virus, no existe un tratamiento específico para el parvovirus, sino que lo que se tratan son los síntomas. Así, el tratamiento del parvovirus está dirigido especialmente a evitar la deshidratación y a prevenir las posibles infecciones bacterianas secundarias. También se prescribe un tratamiento antibiótico en algunos casos.
Se recomienda el ayuno absoluto hasta que el perro esté 24 horas sin vómitos ni diarrea. Una vez pasados los tres primeros días se puede empezar con la dieta blanda de forma progresiva.

Prevención

En lo que respecta a la prevención del parvovirus, se realiza atendiendo al plan vacunal y el calendario de vacunas.

A partir de las 6 semanas de vida puede iniciar la vacunación contra parvovirus. Habrá que volver a hacerlo a las 12 semanas y al año, para mantener el nivel adecuado de anticuerpos.

Recuerda que antes de iniciar las vacunaciones es muy importante desparasitar al cachorro. Los parásitos intestinales o las infecciones pueden disminuir la eficacia de las vacunas, así como una alimentación inadecuada.

Si tienes un cachorro evita acercarlo a otros perros, sobre todo si no sabes si han cumplido con el calendario de vacunación.

Más información sobre el parvovirus en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *