Publicado el Deja un comentario

Causas y prevención de la otitis en perros

otitis en perros

La otitis es perros es una enfermedad muy común. Afecta a en torno al 20% de los canes y consiste en una inflamación del oído.

La otitis en perros, al igual que en los humanos, es muy molesta y dolorosa. La más común es la otitis externa, que afecta a la parte del conducto auditivo que va del tímpano hacia el exterior. Si no se trata a tiempo puede derivar en una otitis media o interna, de carácter más grave y que afecta al oído interno.

Si observamos que nuestro perro ladea la cabeza y se la sacude, si está dolorido, presenta secreciones oscuras y olorosas por los oídos, inflamación o cambios de humor llegando a estar agresivo, podemos estar ante una otitis.

Causas de la otitis en perros

Existen diferentes factores que provocan las otitis en perros:

  • Causas primarias (por sí solas producen la enfermedad) como las alergias alimentarias o la dermatitis atópica, parásitos (ácaros esencialmente), cuerpos extraños que se han introducido en el oído de forma accidental, agentes infecciosos, etc.
  • Causas perpetuantes. Agravan la otitis en perros o dificultan su curación, tales como hongos y bacterias que se encuentran en el conducto auditivo.
  • Causas que predisponen a padecer la enfermedad. En este grupo se encuentran factores como la humedad, el calor y la fisonomía de algunas razas (de orejas caídas y pelo largo como el cocker spaniel o con conductos auditivos estrechos como el Shar Pei) que pueden actuar como detonantes.

A la hora de pautar un tratamiento para la otitis en perros es esencial conocer la causa primaria de la enfermedad, de forma que se pueda tratar tanto el origen de la otitis como sus síntomas. Por ello, ante la sospecha de una otitis se recomienda acudir cuanto antes al veterinario.

Consejos para su prevención

Por eso de que es mejor prevenir que curar, os damos algunas recomendaciones para prevenir las otitis:

  • Mantén limpios los oídos de tu perro. No uses nunca bastoncillos, bastará una gasa limpia. Para hacerlo sigue los consejos que encontrarás en este artículo. También puedes ver en este vídeo cómo hacerlo.
  • Revisa sus oídos de forma regular para descartar la presencia de algún cuerpo extraño (basta una espiga que se haya introducido en su oído tras un paseo en el campo para desencadenar una otitis).
  • Recorta el pelo de la parte exterior de las orejas.
  • Seca los oídos de tu perro después del baño o si se ha mojado en una de sus salidas.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *