Publicado el Deja un comentario

Cómo prevenir los ácaros en las orejas de tu gato

Ácaros en las orejas de tu gato

¿Tu gato sacude la cabeza con intensidad?¿Se rasca mucho los oídos o tiene una costra color marrón en el interior del canal auditivo? Puede ser que estés antes la presencia de ácaros en las orejas de tu gato. Te damos algunos consejos para detectarlos, tratarlos y prevenirlos.

Los ácaros son unos parásitos que se alimentan de restos de piel y cera del canal auditivo del gato. Su ciclo de vida es de alrededor de 3 semanas y son inapreciables a la vista por su tamaño diminuto. A veces si nos fijamos bien se pueden ver unos puntitos blancos diminutos moviéndose, pero generalmente son difíciles de ver.

Están más presentes en gatos jóvenes y de manera más específica en razas de pelo largo, como el gato persa o el himalayo.

Si no se tratan y se eliminan completamente pueden llegar a obstruir los oídos de nuestro gato produciendo una infección. De hecho el 50% de las infecciones óticas en gatos son provocadas por ácaros.

Estos son algunos de los síntomas que deben alertarse sobre la posibilidad de que haya ácaros en las orejas de tu gato:

  • Fuertes e intensas sacudidas de la cabeza
  • Picor en las orejas, el gato puede llegar a hacerse heridas en la zona e incluso arrancarse el pelaje en la zona alrededor de las orejas, por lo que verás calvas y rojeces en la zona.
  • Costra de color marrón en el interior del canal auditivo o segregación de cera oscura y maloliente.

Para eliminar los ácaros en las orejas de tu gato tienes que empezar por limpiar a fondo sus oídos y consultar con el veterinario acerca del tratamiento más adecuado.

El tratamiento habitualmente consiste en unas gotas que tu veterinario te pedirá que administres a tu gato en un periodo que suele oscilar entre 1 y 2 semanas. Antes de hacerlo limpia bien las orejas de tu gato para que el producto pueda penetrar bien y así maximizar el efecto.

Puedes ampliar la información en este artículo.

Cómo prevenir los ácaros en las orejas de tu gato

  • Limpia las orejas de tu gato una vez a la semana sin ahondar en el canal auditivo. No utilices nunca un bastoncillo para hacerlo ya que podemos dañar su tímpano, sobre todo si no se está quieto. Emplea gasas limpias (no necesariamente estériles).
  • Utiliza antiparasitarios para mantener lejos de las orejas a ácaros y otros parásitos como pulgas, garrapatas, etc. Puedes recurrir a los collares y las pipetas de Disane, con ingredientes naturales que no aportan toxicidad al gato, y repelen eficazmente los parásitos.
  • Vigila la higiene del entorno de tu gato, arenero, zona de juego y de descanso. Puedes espolvorear los polvos antiparasitarios para prevenir la presencia de los ácaros.
  • Refuerza el sistema inmunitario de tu gato con una alimentación sana y equilibrada.
  • Ante cualquier sospecha de la presencia de ácaros acude al veterinario.
  • Si tienes más de un gato en casa, extrema las precauciones porque el contagio es muy alto dado que los ácaros se multiplican rápidamente.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *